Absuelven a cirujano Francisco Berger acusado de negligencia médica con resultado de muerte

El médico fue acusado por el Ministerio Público por cuasidelito de homicidio, en perjuicio de Katherine Susana Cárdenas Yáñez, como a la vez de su autoría de un cuasidelito de lesiones graves gravísimas en contra de Marisa Alejandra Mohamed.

Un desolador panorama se vivió durante la tarde de ayer en el Tribunal Oral en lo Penal, luego de concluir la duodécima jornada de juicio en contra del médico cirujano Francisco Marcelo Berger Dempster, quien fue acusado por el Ministerio Público, por cuasidelito de homicidio, en perjuicio de Katherine Susana Cárdenas Yáñez, quien falleció el 3 de agosto de 2011, tras ser intervenida quirúrgicamente mediante el procedimiento de manga gástrica para bajar de peso; como a la vez de su autoría de un cuasidelito de lesiones graves gravísimas en contra de Marisa Alejandra Mohamed.

Pasadas las 19,30 horas de este viernes, el magistrado José Flores Vásquez dio a conocer el veredicto de un proceso que se inició el miércoles 16 de agosto, y en el cual participaron 48 testigos además de múltiples peritos de Punta Arenas y algunos de Santiago que viajaron a Magallanes para prestar declaración.

En este aspecto, los jueces Julio Alvarez, Luis Alvarez y José Flores, reunidos después del debate de rigor, resolvieron absolver por unanimidad al cuestionado facultativo de las imputaciones que pesaban en su contra, debido a que la prueba de cargo testimonial, pericial, documental y otros medios fueron “insuficientes” para acreditar ambos hechos de acuerdo con los delitos denunciados.

“No se ha podido determinar por la insuficiencia probatoria en referencia que el imputado Berger Dempster hubiera procedido en su actuar de médico cirujano en relación a las pacientes antes mencionadas con negligencia culpable, sea con imprudencia temeraria ni por infracción de reglamentos por mera imprudencia o negligencia”, arguyó el juez redactor.

En cuanto al segundo hecho de la acusación, el magistrado explicó que “tampoco se ha logrado acreditar el eventual resultado lesivo que se ha invocado, que habría resultado del presunto proceder que se le atribuía al imputado”

Tras la lectura del veredicto absolutorio, algunos de los familiares de las víctimas, que en aquel momento estaban presentes en la sala, rompieron en llanto y manifestaron su angustia ante la situación, en la que debieron esperar por más de seis años para poder llegar a esta instancia.

“Hubo negligencia”

Bajo este tenor, el fiscal Felipe Aguirre solicitó al Tribunal que no se condene en costas al Ministerio Público por estimar que se rindieron argumentos plausibles para litigar en base a los antecedentes que se mantenían y que lo llevó a formular la acusación en este caso.

“Nosotros estamos esperando la sentencia ahora solamente, porque se van a tomar doce días y la lectura va a ser en esa fecha. Pero lo que nosotros observamos es que habían medios de prueba suficientes para haber condenado. Hubo peritos del Servicio Médico Legal que declararon que hubo negligencia, de forma totalmente clara y sin ningún tipo de dudas”, impugnó.

Finalmente, la abogada querellante Martina Pradenas indicó que las familias tomaron esta decisión judicial muy mal, puesto que “hay que pensar que estas dos situaciones ocurrieron en 2011, entonces el esperar seis años para obtener una respuesta y que no sea la que ellos esperaban, por supuesto que produce un impacto grande”.

A su vez, expresó que “fueron tres peritos del Servicio Médico Legal, una de Punta Arenas y dos de Santiago que daban cuenta de que efectivamente estamos ante una situación de negligencia en los dos casos. Nosotros estábamos convencidos de que teníamos pruebas suficientes, seguimos pensando que los argumentos fueron suficientes para fundamentar la acusación, pero el Tribunal no logró convicción y en ese sentido no nos queda nada más que esperar la comunicación del fallo, revisarlo y actuar de acuerdo a los derechos que la ley nos establece”.

Facebook Comments