Expertos asocian deuda de hospitales a un desorden en la administración pública

Según datos obtenidos por la ley de transparencia, a 10 mil millones de pesos ascendió la deuda que han registrado los hospitales autogestionados y Servicios de Salud a nivel nacional. Sólo 16 de los 25 recintos de mediana complejidad están acreditados para atender a pacientes del plan AUGE, consignó el diario El Mercurio.

Las principales causas van desde no cumplir con los protocolos de gestión clínica, seguridad de equipamiento, hasta no gestionar debidamente el presupuesto que el ministerio de Salud dispone para la red pública.

Los hospitales con mayor deuda se ubican en la región Metropolitana, dos de la región de Valparaíso, y los establecimientos asistenciales de Concepción, Temuco, Talca y Rancagua.

Para el director del Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello, Héctor Sánchez, no ha existido seriedad en la prestación de servicios AUGE en los establecimientos de salud, para validar la calidad del servicio.

Asimismo, el director del Instituto de Políticas Públicas en Salud de la Universidad San Sebastián, Manuel José Irarrázabal, señaló que existe un desorden dentro de la administración pública y que gran parte de los recintos se han financiado gracias al ministerio de Hacienda. “El ministro de Hacienda le hizo dos aportes extraordinarios”, señaló.

Desde la Confederación Nacional de la Salud Municipal, su presidente, Esteban Maturana, enfatizó en la gran deuda que tiene el gobierno de Michelle Bachelet con la salud pública, y señaló que el financiamiento actual es un factor relevante en la crisis del sector. “Mantienen al sistema público de salud desfinanciado”, sostuvo.

Un informe de 2016 de la dirección de Presupuestos del ministerio de Salud reveló que los mayores gastos son los relativos a “personal”, es decir, pago de honorarios y “bienes y servicios de consumo”. Además, estableció que la deuda de casi 10 mil millones de pesos es debido al no pago a los proveedores para privilegiar las remuneraciones.

Dentro de estadísticas de la OCDE, Chile aparece en los últimos lugares de gasto per cápita en la atención hospitalaria con 200 dólares, unos $120 mil pesos, muy lejos del promedio de la OCDE de 1.000 dólares, unos $600 mil pesos chilenos.

Bio Bio

Facebook Comments