Pacientes del Hospital Clínico piden terminar con las esperas y acusan problemas para agendar horas

Las esperas para acceder a una consulta médica o las demoras para acceder a ellas, son la petición más importante que realizan los pacientes que se atienden en alguno de los centros de especialidad del Hospital Clínico de Magallanes. En el otro extremo, lo que más valoran es el buen trato y la cercanía de los funcionarios durante la realización de los distintos trámites.

La anterior, es parte de las conclusiones que se pudieron extraer durante una consulta realizada ayer a los pacientes que llegaron al principal centro asistencial de la región a solicitar alguna atención, y que se encontraban en alguna de las salas de espera de los centros de especialidad.

Una de las pacientes consultadas fue Heleida Oyarzún Vera, de 75 años, quien asiste a controles en el Hospital Clínico tras ser operada del corazón. Por ello, le pidieron un electrocardiograma que le realizaron en este centro asistencial, pero debió esperar alrededor de seis meses para los resultados de la prueba. “Después me dijeron que pidiera una hora para que lo viera el cardiólogo, y quedé en lista de espera. Me siento mal porque tuve que hacer fuerza para cuidar a mi hermana, que es mayor que yo y tenía que atenderla, pero llegó un momento en que no podía respirar, así llegamos a la guardia y me dijeron lo que había pasado”, comentó explicando que luego de estar en lista de espera le dieron una hora para marzo.

La paciente, que se atiende hace 13 años explicó que hay esperas muy largas, tanto para los exámenes como para las consultas, por lo que abogó por un aumento en la dotación de especialistas.

Debido a que sus hijos padecen una extraña enfermedad, Loredana Saldivia asiste periódicamente al Hospital Clínico, a quienes les agradece la cercanía y el trato que han tenido siempre con sus hijos, así como la claridad en el diagnóstico.

Asimismo, José Montes, de 82 años, se controla en el Hospital Clínico producto de una hipertensión y de una diabetes. “El único inconveniente es que hay que esperar un poquito, si se pide una hora te la dan para un mes más. Yo me controlo del corazón y no hay hora, por ejemplo, mi señora debe hacerse un examen por apnea del sueño y no hay horas, entonces la única opción es hacerlo particular”.

En tanto, Charles Aguayo Pedreros, que se atendió en el Hospital Clínico por un audífono, agradeció el trato recibido, aunque aclara que no es un paciente habitual de este centro asistencial.

Otro de los problemas que plantearon los usuarios fueron los problemas para agendar horas médicas, ya que una consulta médica puede quedar fijada para varias semanas, sin embargo si el especialista sufre algún inconveniente y no llega, los pacientes deben reagendar las horas, debiendo esperar alrededor de un mes más.

Uno de estos casos fue el de Hernán Soto, que llegó acompañando a su padre a un control médico de rutina. Ante la consulta, explicó que se producen problemas con las horas, ya que en muchos casos se cita a la totalidad de los pacientes a una hora y éstos se van atendiendo de acuerdo al orden de llegada, sin embargo al entregar la citación no se van numerando, por lo que pueden perder completamente la orden de atención.

Es por esta razón que muchos pacientes llegan muy temprano, mucho antes que comience la atención a público, para entregar sus citaciones primero y asegurarse una hora.

En el Hospital Clínico de Magallanes se realizan alrededor de 90.600 consultas médicas durante un año, lo que se suma a la realización de más de 79 mil exámenes de imagenología y más de 131.531 recetas despachadas.

La Prensa Austral

Facebook Comments