Drama en población Fitz Roy: falla en calefactor detonó voraz incendio dejando a cuatro damnificados

Voluntarios de seis compañías de Bomberos desplegaron una ardua faena por casi dos horas para extinguir las llamas que arrasaron con una vivienda de calle Los Coigües Nº2626.

Eran las 10,20 horas de ayer cuando se declaró un incendio que al final arrasó en su totalidad con una vivienda de calle Los Coigües Nº2626, en la población Fitz Roy, al sur de Punta Arenas, donde habitaban dos adultos y dos menores de edad.

Fueron los mismos vecinos del lugar quienes dieron aviso a personal de Bomberos, debido a que el inmueble de dos pisos y medio se encontraba sin moradores a esa hora. Raudamente, concurrieron más de sesenta voluntarios de las compañías Primera, Segunda, Cuarta, Sexta, Séptima y Octava, quienes desplegaron un arduo trabajo para frenar las llamas, que devastaron los esfuerzos y recuerdos de una familia, logrando impedir que éstas se propagaran a casas colindantes. No obstante, la acción del agua, humo y las altas temperaturas ocasionaron algunos daños en los inmuebles contiguos.

Por más de dos horas el personal bomberil debió efectuar diversas maniobras para extinguir el fuego, implicando que un voluntario resultara lesionado al momento en que desempeñaba labores al interior del hogar siniestrado, luego de que le cayera un trozo de madera en uno de sus hombros, inmovilizado temporalmente mientras era asistido por personal paramédico de la misma institución, para luego ser trasladado a un centro asistencial.

“El trabajo que realizamos fue bastante arduo y bastante complejo para poder acceder, que dificultó un poco el controlar esta emergencia. Afortunadamente esta situación no pasó a mayores, había un muro cortafuego lo cual impidió que se viera afectada la casa colindante”, explicó el segundo comandante del Cuerpo de Bomberos, Carlos Hidalgo Coloane.

Tras extinguir las llamas, los peritos de Bomberos ingresaron a la propiedad para determinar el lugar específico donde tuvo su origen el siniestro y precisar las causas que lo originaron, aunque horas después familiares de las personas que resultaron damnificadas indicaron que el fuego se inició a raíz de la inflamación de un calefactor que se situaba en el living.

Pese al inconveniente que sufrió el voluntario, felizmente no se registraron otras personas lesionadas ni menos víctimas fatales. No obstante, durante la emergencia se alertó que una mascota se encontraban dentro. Debido a aquello, un funcionario de Bomberos junto con el sargento segundo de Carabineros, Vicente Fernández, arriesgaron su vida para poder encontrar a la perrita llamada Nicolasa, que se encontraba inconsciente tras la inhalación de monóxido de carbono. Las maniobras de reanimación fueron cruciales para que la can pudiera reaccionar, proporcionándole oxígeno y trasladándola hasta un recinto veterinario para ahondar en sus cuidados.

La Prensa Austral

Facebook Comments