“La falta de infraestructura portuaria robusta es uno de los grandes escollos para el desarrollo marítimo regional”

– A la hora de plantear soluciones, Alejandro Kusanovic se centró en una: situar un puerto de grandes dimensiones en el sector de Punta Carrera, camino a Fuerte Bulnes, que permita la incorporación de polos de desarrollo y coexistencia de diversas áreas ligadas al ámbito marítimo.

Que Magallanes cuente con un megapuerto de estándar internacional para permitir la llegada de todo tipo de navíos y contribuya de paso al desarrollo de la región –a nivel de infraestructura y conectividad- es una de las nueve propuestas que la Cámara Chilena de la Construcción presentó esta semana en Santiago al Presidente de la República, Sebastián Piñera Echeñique. Ello, a través del documento denominado “Construyamos Chile desde las Regiones”, incluido éste en el libro “Desarrollo Territorial de Chile: Siete propuestas desde las regiones”. 

Pero si bien la iniciativa es loable, hasta ahora sólo suma largos intentos que datan desde hace décadas pero que finalmente no han podido concretarse por diversos motivos.

1947: Puerto abrigado

A modo de ejemplo, cabe mencionar que en febrero del año 1947, el entonces administrador del puerto, Amador Cárcamo presentaba al directorio de la Cámara de Comercio e Industrias, la idea de tener en la zona un sector abrigado. Este contaría con dos pozas, una para la Armada Nacional que abarcaría desde avenida Colón hasta el muelle fiscal, mientras que la segunda –con destino comercial de la bahía- iría al sur desde dicho lugar hasta calle Pérez de Arce.

A su vez, se consideraba incorporar un molo de defensa norte en prolongación de Colón, en una extensión de 1.385 metros y uno sur de 615 metros. La entrada al puerto abrigado sería por el lado sur, con una distancia de 125 metros de ancho entre las puntas. En tanto, el molo de atraque tendría 430 metros, teniendo las pozas un calado contemplado de 34 pies (unos 10 metros). Con todo, el proyecto dejaría al puerto en condiciones de permitir la entrada de todo tipo de naves y los vapores más grandes del mundo. La inversión requerida se estimaba en más de $65 millones de la época y se calculaba que los trabajos tardarían unos 5 años. 

‘Tenemos muellecitos’

Con todo, la idea no prosperó. Por ello, esta semana y mirando tal ejemplo acaecido 71 años atrás, el presidente regional de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) de Punta Arenas, Kusanovic recalcó que no se ha hecho lo suficiente por dotar a la zona de un puerto de dimensiones suficientes que permitan integrar todas las actividades. “Lo que tenemos hasta ahora son dos muellecitos: Prat y Mardones, los que están expuestos a las inclemencias del viento, no tienen abrigo ni polos de desarrollo en su entorno, que es lo que se quiso hacer en 1947. En esa oportunidad se proponía juntar el antiguo muelle de la armada y el fiscal bajo un sector protegido, usándose lo dragado para llenar varias manzanas hacia el sector del Liceo Industrial lo que permitiría pagar unos $30 millones de la obra, pero es un tema que nunca se hizo”.

De ahí que el ejecutivo reforzó su convicción de que es necesario dotar a la zona de un sitio amplio de abrigo, donde puedan existir otros polos de desarrollo tales como una base naval, industrias procesadoras de productos del mar, sitios de atraque, astilleros y comercios asociados. “Es una discusión que no se ha dado, como tampoco en el caso de Puerto Natales, Puerto Williams. La falta de infraestructura portuaria robusta es uno de los grandes escollos para el desarrollo marítimo regional”, indicó.

Punta Carrera

A la hora de plantear soluciones, Kusanovic se centró en una: situar un puerto de abrigo en el sector de Punta Carrera, camino a Fuerte Bulnes. “Este es un lugar espectacular para hacer un puerto, de forma natural. Hay un buen roquerío que sería cosa de ir rellenando y además posee una profundidad adecuada. Además permitiría el desarrollo de todo lo dicho. Es un tema que se debe tomar en serio porque necesitamos vincular el abrigo, la industria y los polos de desarrollo en un solo lugar. El problema es que no ha existido voluntad del Estado de hacer algo así, porque quizás no es rentable pero es algo muy relevante a considerar para el desarrollo de Magallanes. Y si bien hay un proyecto en esta línea en el sector de Mardones, me pregunto si realmente tiene todos los atributos y espacios necesarios para expandirse y cubrir todas las necesidades portuarias. Creo que hay que discutir este proyecto y analizar si hay un mejor lugar, el que creo es definitivamente Punta Carrera”.    

La Prensa Austral

Facebook Comments