Apoderados de establecimientos en paro interpusieron recurso de protección en la Corte

Mientras la Corporación Municipal y el Colegio de Profesores mantienen la distancia en sus posiciones, un grupo cercano a los veinte apoderados de los establecimientos cuyos docentes se hallan en paro de “brazos caídos”, se reunió ayer en Avenida Colón con Bories, para marchar hasta la Corte de Apelaciones, con el fin de presentar un recurso de protección. Posteriormente, se dirigieron hasta la Superintendencia de Educación y concluyeron su recorrido en la secretaría regional ministerial de Educación, para presentar sendas cartas que dan cuenta de la situación que, aseguran, afectan principalmente a los niños que no han tenido clases.

Uno de los voceros de los apoderados, Walter Fischer, recalcó que en todo este conflicto que mantienen los docentes con la Corporación Municipal de Punta Arenas ha perjudicado el proceso de aprendizaje de los estudiantes. “Presentamos un recurso de protección para que las autoridades se hagan partícipes de esta problemática y se llegue a una solución concreta. En el fondo, los más afectados son los niños. Ellos están siendo vulnerados en sus derechos a la educación y hemos visto que las autoridades están muy quietas; el intendente no se ha hecho presente, no ha dado una declaración, el Ministerio de Educación tampoco. Creemos que ellos están muy pasivos en esta problemática y queremos que la solución llegue pronto, para que nuestros hijos vuelvan a clases, que es lo importante”, reiteró Fischer.

El apoderado indicó que la movilización que realizan reúne a “17 colegios de los 25 municipales, representados por cuatro voceros y estamos luchando para que nuestros hijos vuelvan a clases. Esto lleva tres semanas, estamos muy preocupados especialmente por los niños de octavo básico, ellos pasan a una etapa educacional importante, que es la enseñanza media, entonces el piso que van a llevar desde la enseñanza básica no es el que corresponde”, apuntó el apoderado.

En ese sentido, Fischer espera también un pronunciamiento de las autoridades, respecto de la recuperación posible de clases y la asistencia, porque “como hemos repetido en numerosas oportunidades, nadie nos garantiza que nuestros hijos tengan un cuidado dentro del colegio. Los colegios siempre se han mantenido abiertos, están dándoles los beneficios de los alumnos en el sistema Junji. Nosotros hicimos un llamado a no enviar a los niños al colegio, por la seguridad de ellos mismos, porque puede haber accidentes”, justificó.

Uno de los problemas anexos a este conflicto lo representan los almuerzos que entrega Junaeb en los establecimientos, pero como subrayó el presidente comunal del Colegio de Profesores, Enrique Velásquez, “sería importante recordarles a todos los apoderados, que los establecimientos están abiertos, y que todos aquellos que tienen beneficios tanto de la colación, el desayuno y los almuerzos, pueden asistir tranquilamente, porque los establecimientos están con la disponibilidad en ese tema. No olvidemos que este es un paro de profesores y tenemos asistentes y directivos que no están adheridos”.

La Prensa Austral

Facebook Comments