Retornaron los ataques incendiarios a vehículos

Desconocidos que descendieron de un auto de color azul protagonizaron el atentado.

Nuevamente, y recordando los múltiples atentados incendiarios en contra de vehículos particulares ocurridos durante todo 2016 y parte de 2017, la madrugada de ayer tuvo lugar un hecho similar en la población Santos Mardones, sector poniente de Punta Arenas, cuando ya se pensaba que esta conducta delictiva había sido erradicada y quedado en el olvido.

Fue alrededor de las 6,45 horas de este viernes que cuatro antisociales descendieron de un automóvil color azul, con tubo de escape modificado, para en una rápida maniobra proceder a quebrar la ventana delantera del costado izquierdo (del conductor) de un Toyota Tercel que permanecía estacionado en la intersección de las calles Lautaro con Pedro de Valdivia, para de esta forma utilizar algún tipo de acelerante al interior del móvil y proceder a encenderle fuego, para posteriormente darse a la fuga en dirección desconocida.

Estos hechos habrían sido observados por un testigo que se comunicó con la Central de Comunicaciones de Carabineros, relatando lo acontecido. La patrulla policial que se constituyó en el sitio del suceso no logró divisar hacia dónde huyeron los vándalos. Informado el fiscal de turno, instruyó a personal del Laboratorio de Criminalística de la institución de Orden efectuar las pericias de rigor para la búsqueda de indicios, huellas y otras evidencias que orientaran a dar alguna pista de los autores materiales del ataque, mientras que otros funcionarios desplegaron asimismo un “plan candado” en las calles colindantes, efectuando fiscalizaciones a vehículos de las mismas características que no pudieron ser reconocidos por la víctima.

El automóvil resultó con daños principalmente en los asientos delanteros, en el tablero y en el techo. Asimismo, hasta el cierre de esta edición no se consignaron personas detenidas relacionadas con la quema del vehículo, aunque se comunicó que la Sección de Investigación Policial (Sip) está realizando las diligencias tendientes a dar con los involucrados en este hecho vandálico, como lo es la revisión de cámaras que pudiesen existir en el sector y el empadronamiento de testigos.

El vehículo Toyota Tercel no se encontraba en situación de abandono y según pudo establecer Carabineros, de acuerdo a la patente, el automóvil habría sido vendido a una tercera persona, hace algunos meses.

La Prensa Austral

Facebook Comments