Ex carabinero condenado: “Sólo salvé mi vida”

“El único motivo por el que me atacaron fue por ser carabinero”, insistió ayer a través de una carta a este diario, el ex funcionario público Miguel Delgado, desde la cárcel de Punta Arenas donde cumple reclusión. Delgado fue el único condenado por el delito de homicidio consumado respecto de la muerte del malogrado joven natalino, Gonzalo Muñoz del Campo, perpetrado el 8 de julio del año pasado en la ciudad de Puerto Natales.

Acusó a la Fiscalía de ordenar a los testigos que cambiaran su declaración para que “nos incriminen de delitos que no cometimos”, lo que calificó abiertamente como una obstrucción a la justicia.

En cuanto a su versión de los hechos, relató que “en la primera agresión que sufrí, me fui con mi auto del lugar, transcurso en el que logré avanzar una cuadra. En ese momento llamé a Carabineros, que me contestaron y quedaron de enviar una patrulla. Mientras esperaba, estas personas que me habían atacado, me vieron y pasaron a buscar un palo de un metro y medio de largo, y fueron a atacarme nuevamente. Como estaba al interior de mi vehículo, me bajé a manos limpias, por temor a que destruyeran mi vehículo”.

Luego agrega que quien “estaba con el palo era Víctor Hernández, lo acompañaba Sady Galindo y Gonzalo Muñoz. Mientras me agredían con el palo, llegó Pedro Loncuante, quien logró que Víctor Hernández dejara de pegarme. En ese momento a este último se le cayó el palo y salió corriendo hacia la Costanera. Pedro salió tras él y yo tomé el palo y lo seguí, pero no me percaté que Sady Galindo y Gonzalo Muñoz venían atrás mío. Estos me golpearon y caí al suelo donde me dieron golpes de pies y puños. Tras mi desesperación a que me pisen mi cabeza contra el cemento, logré pararme y me defendí con el mismo palo que me agredían y pude irme del lugar para que no me sigan pegando”.

Miguel Delgado afirma que “yo fui el único que llamé a Carabineros porque era víctima y así me siento”. Por lo mismo, añade, los restantes “nunca llamaron a Carabineros porque nunca se consideraron víctimas”.

El ex uniformado que espera la lectura del fallo en su contra para el 9 de julio próximo, reiteró que sólo actuó en “legítima defensa” y que “sólo salvé mi vida””, añadiendo que “no por ser carabinero tengo que dejar que me maten”.

La Prensa Austral

Facebook Comments