Con voto a favor de Sandra Amar la Cámara de Diputados aprobó la idea de legislar la reforma de pensiones

Finalmente y gracias al apoyo de algunos parlamentarios democratacristianos y radicales el gobierno pudo ingresar al Congreso Nacional la idea de legislar su propuesta de reforma al sistema de pensiones, aprobada por 84 votos, con 64 votos en contra y 2 abstenciones. Desde la bancada DC aclararon que hicieron llegar al Ejecutivo las condiciones que querían que se incluyeran en la reforma para dar su voto a favor, mismas que habrían sido aceptadas por la administración Piñera.

Los tres diputados magallánicos participaron en el acalorado debate, que se destacó por tener bancadas opositoras divididas y teatrales intervenciones de los representantes de varios distritos del país.

Amar: una deuda con la ciudadanía

“Mi voto fue a favor de la idea de legislar y no a favor del proyecto mismo. A mi juicio debe ser analizado y corregido por medio de indicaciones. Era fundamental haber hecho una separación respecto al sistema. Por un lado, lo que tiene que ver con el pilar solidario y por otro el sistema de administración y los pilares contributivos, dos aspectos absolutamente disímiles”, subrayó la diputada Sandra Amar.

Para la parlamentaria hay varios puntos muy rescatables, como el seguro de dependencia y el incentivo a la jubilación, que no es lo mismo que aumentar la edad de jubilación. “Cuando esta ley fue creada, las expectativas de vida eran otras. Hoy el promedio de vida para las mujeres es de 90,3 años y para los hombres de 80”. Por otro lado, complementó que esta reforma favorece a las mujeres quienes han sido las principales afectadas por el sistema.

“Valoro que esta semana haya triunfado la idea de querer mejorar las pensiones. Es una deuda que tenemos con la ciudadanía. Ahora, lo que me preocupa de sobremanera es la forma en un proceso gradual que hará que el aumento en los montos no sea significativo en un corto ni mediano plazo. Este y otros puntos deberán ser analizados y ojalá subsanados. De eso dependerá mi próxima votación”, destacó.

Boric: No+AFP

Gabriel Boric fue enfático al manifestarse frente al cambio. “No nos estamos negando a debatir el sistema previsional. Al contrario, es justamente eso lo que hemos impulsado, especialmente desde los movimientos sociales para decir clara y fuertemente: No más AFP”.

Añadió que este proyecto en su matriz mantiene a las AFP como principales administradores del sistema y el lucro a costa del trabajo de las mayorías, no introduce los elementos de solidaridad que el sistema necesita y tampoco se atreve a tocar el sistema previsional de las Fuerzas Armadas. Agrega Boric que como oposición no podríamos negarnos a aumentar la pensión básica solidaria, siempre y cuando éste se tratara de manera separada y no para fortalecer las AFP.

“Requerimos una reforma estructural, un sistema de seguridad social, sin fines de lucro, público, autónomo, que pueda entregar pensiones dignas, que por lo menos se equiparen al sueldo mínimo. Eso hemos propuesto desde el Frente Amplio trabajado junto a la Coordinadora de Trabajadores No+AFP”, expresó.

Bianchi: “Esto es un mamarracho”

Por último, el diputado Karim Bianchi calificó el proyecto del gobierno como un “mamarracho”, por lo que, sostuvo, “introduciremos todas las indicaciones que sean posibles para que sea un sistema de seguridad social y no esto que tenemos hoy que no entrega ninguna seguridad a las personas, lo que es un derecho”.

Aseguró que no es un tema político, sino que ético. “No es de derecha ni de izquierda, es de justicia social”. Manifestó que el problema de fondo se puede solucionar sólo a través de un cambio en el sistema y “lo lógico era dividir la votación del pilar solidario que beneficia a las personas más vulnerables con el de reforma de pensiones”.

En este sentido, señala que “es muy distinto una reforma al sistema de pensiones a un aumento progresivo en el tiempo, que no responde a las necesidades que hoy tiene la gente”. “Chile ya dijo que no quiere más AFP, no le agrada ni le sirve, por eso tenemos que avistar un sistema que sea solidario, de reparto y no de capitalización individual y que sea administrado por una entidad que no tenga utilidades usureras”, concluyó.

La Prensa Austral

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*