Condenado por femicidio que andaba prófugo fue detenido por amenazar a una mujer

En marzo de 2013, hace seis años, Alex Vidal Gómez hizo noticia en la llamada “crónica roja”, por agredir brutalmente a su entonces pareja con 17 puñaladas y rociarle un elemento combustible con la intención de prenderle fuego.

Por este delito fue llevado a juicio por el fiscal Eugenio Campos y, en octubre de 2014, la justicia lo condenó a cumplir una pena de 10 años de cárcel.

Fueron 17 heridas cortantes las que le propinó a su ex pareja y madre de sus dos hijos, en un domicilio del barrio Prat.

La víctima declaró que nunca imaginó que Alex Vidal llegaría a ejercer tal grado de violencia contra ella. Menos que intentara quemarla.

Prófugo

En marzo de 2023 cumpliría los 10 años de cárcel. O sea, cuatro años más.

Pero, como a mitad de la pena, el hombre mostró buen comportamiento en la cárcel, calificó para que Gendarmería lo pasara al Centro de Estudio y Trabajo de Punta Arenas.

Allí habitan sólo los internos con excelente conducta. El régimen de vida comienza muy temprano y cada uno trabaja en los talleres o la panadería, cuyos resultados han sido exitosos. Prácticamente circulan sin custodia. Las ventanas no tienen barrotes. Cumplen horario como en cualquier trabajo y obtienen un sueldo que entregan mensualmente a la familia.

Esta suerte de confianza mutua la rompió Alex Vidal el pasado 8 de febrero.

El jefe del Centro de Educación y Trabajo fue informado que ese día, a las 12,40 horas, los gendarmes se percataron de la ausencia del interno condenado por el delito de femicidio, residente de la pieza Nº 7.

Una vez revisado los talleres formativos, panadería, dependencias de internos y alrededores, el recluso no apareció por ningún lado.

El recuento de todos ellos confirmó que faltaba únicamente Vidal Gómez, situación que se le informó al jefe de unidad y al director regional de Gendarmería.

A su vez, el mando de la institución comunicó al juez de turno del abandono de la unidad penal de esta persona, “por ende no sigue cumpliendo con la condena impuesta por los tribunales de justicia mediante el sistema semiabierto que rige en este recinto”.

Detenido

Un mes y una semana disfrutó la libertad, hasta que otra mujer, relacionada sentimentalmente con él, lo denunció a Carabineros por amenazas de muerte.

El fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson, confirmó que pesaba una orden de detención en contra de Alex Vidal, “luego de incumplir un beneficio extra carcelario que recibió, vinculado a la ejecución de trabajos en el medio libre”.

Debido a que salió y no volvió al recinto carcelario se despachó la orden de detención. Y ahora que fue aprehendido tendrá que cumplir el saldo de la sanción que le dieron, de 10 años de cárcel.

“Como era buscado, cuando Carabineros encontró al imputado ayer (viernes) en la vía pública, la mujer que lo acompañaba lo denunció, señalando que momentos antes había sido amenazada de muerte por el imputado, pareja sentimental de Vidal, quien dijo haber sido llevada al lugar donde fue encontrada bajo amenazas, y por eso carabineros lo detuvo”.

Fernando Dobson formalizó ayer al detenido por el delito de amenazas tras lo cual fue devuelto a la cárcel, pero ya no al Centro de Educación y Trabajo, sino que a la cárcel pública.

La Prensa Austral

Be the first to comment

Deja un comentario