Consejo Regional acordó por mayoría desvincular al secretario ejecutivo

Después de una semana marcada por las erróneas cifras de inversión entregadas en la cuenta pública ofrecida por el Consejo Regional, realizada el lunes 3 de diciembre, cuyos números distaban mucho de la realidad, y la posterior carta, el jueves pasado, donde su secretario ejecutivo, Ricardo Barrientos Dettleff, ponía su cargo a disposición, ayer finalmente se decidió aceptar su dimisión.

La determinación fue dada a conocer por el presidente del órgano colegiado, Tolentino Soto España, quien si bien evitó referirse explícitamente a la votación, indicó que la decisión había sido tomada por mayoría de los consejeros. “La forma en que se lleva a cabo la desvinculación es un tema que asume el Ejecutivo (la intendenta María Teresa Castañón)”, remarcó.

Precisó que durante la reunión a puertas cerradas se había discutido sobre el hecho puntual y se votó para lograr la mayoría. “De cualquiera de los dos lados hubo una mayoría que cree conveniente por diferentes razones que él (Barrientos) no continúe en el cargo”. El presidente del Core expresó que entendía que la intendenta no podía revertir la votación. “Cuando hay una mayoría tiene que aceptar la decisión”, apuntó.

Pese a lo expresado por Tolentino Soto el artículo 43 de la Ley Orgánica Constitucional sobre Gobierno y Administración Regional señala: “El Consejo designará a un secretario ejecutivo que será, además, su ministro de fe y se regirá por la legislación laboral común, sin perjuicio de aplicársele las disposiciones  sobre probidad administrativa contenidas en la ley 18.575. El respectivo contrato será suscrito por el intendente…”. Esto implica que la decisión final le compete a la primera autoridad regional.

En tanto para Juan Vukusich, el secretario no tenía ninguna responsabilidad en lo ocurrido. “Esto fue un error que no tiene ninguna otra consecuencia más que la intención de politizarlo o de hacer de esto un escándalo que no se justifica. Fue un error simplemente de una información que no estaba corregida del año 2017 y eso no tiene ninguna consecuencia más allá que algunos sintieron que se estaba afectando al gobierno y criticado más allá de lo que correspondía, pero eso ya fue aclarado y por lo tanto creo que no tiene ninguna importancia”, puntualizó.

Finalmente, Miguel Sierpe planteó que la intendenta era quien tenía que resolver esta situación, porque el Consejo Regional no tenía facultad administrativa. “Lo que sí queda establecido en la ley es que el Core es el único que genera la condición de voluntad y permanencia de una persona como secretario ejecutivo, respecto de la confianza que tenga en él”, recalcó.

Be the first to comment

Deja un comentario