Fiscal se mostró impactada por niña que fue violada por el padre biológico cuando tenía entre 4 y 6 años

– La jueza Paula Stange dijo que este tipo de delitos “es una de las formas más intensas de agresión a una niña” y no titubeó en enviarlo a la cárcel.

Por más argumentos que intentó entregar la abogada defensora para que su cliente no fuera enviado a la cárcel, la jueza Paula Stange no titubeó un minuto en dejar preso a un hombre denunciado por violar a su propia hija.

Pese a la experiencia en la investigación de estos casos, la fiscal Wendoline Acuña no dejó de mostrarse sorprendida ayer cuando formalizó a este sujeto.

En conversación con El Magallanes, entregó detalles de la brutal agresión sexual que en su momento sufrió la víctima.

La formalización de R.H. (no entregamos la identidad por tratarse del padre de la niña) fue previa a toda una investigación que lideró Wendoline Acuña.

La menor hoy tiene 12 años. Pero los hechos se remontan a cuando no pasaba de los 4 y 6 años de edad.

Recién el año pasado logró liberarse de la cruz que cargó sobre sus hombros. Presionada por la angustia y amargura de saber que lo que le hizo el padre no estaba bien, finalmente se decidió a hablar con su profesora.

“Dijo que no contaba porque tenía miedo y vergüenza, y por eso pasaron varios años”, indicó la fiscal.

La directora de la escuela terminó haciendo la denuncia, previo a conversarlo con la mamá de la niña.

En mayo de 2018 se cumplió con este trámite. A partir de ahí comenzó la investigación.

“El relato de la víctima fue bastante consistente y esto, sumado otros antecedentes de la carpeta, nos llevó a solicitar la detención, la que recién se concretó la semana pasada en Quilpué (Región de Valparaíso)”.

El imputado fue trasladado a Punta Arenas custodiado por personal de Gendarmería y ayer fue puesto a disposición del tribunal. Ahí lo tuvo enfrente la fiscal Wendoline Acuña para formalizar y decirle que iniciaba una investigación por violar a su hija, en la época que tenía apenas entre 4 y 6 años. “Esto ocurría cuando la visitaba y acompañaba a su domicilio, lo que aprovechaba para ejecutar los actos abusivos”.

“Ella nos detalló cómo se produjo esto luego de que lograra contarlo en el colegio”, indicó la fiscal.

Al decretar la prisión del detenido, la jueza dijo que “estos actos abusivos son ejecutados por quien debiera ser su protector, por ser el padre biológico”.

Argumentó Paula Stange que “los niños tienen derecho a un buen trato y vivir en un medio libre de violencia, siendo la violación una de las formas más intensas de agresión hacia las niñas”.

Con esto bajó el martillo y envió a la cárcel al imputado.

Caso muy fuerte

“En general todo lo que tiene que ver con delitos sexuales que dañan a menores de edad son muy fuertes. La verdad es que no podría decir si hay uno más fuerte que otro porque la verdad es que todos son muy graves”, comentó la fiscal.

“El grado de afectación es muy grande para la víctima y por eso es castigado tan severamente, porque destruyen el principio de la indemnidad sexual. Esto tiene que ver con su desarrollo evolutivo en las áreas de la sexualidad que claramente, ante experiencias como estas, que no son apropiadas para un niño de esa edad, van generando situaciones de conflicto a futuro, y que es lo que la ley en estos caso protege”.

Dijo Acuña que la denuncia es muy importante, “porque sino este caso hubiese quedado encubierto. Nosotros no tenemos otra forma  de saber que alguien está viviendo una situación así”.

Además recordó que la violación es un delito de acción penal pública y como tal puede ser denunciado por cualquier persona, sobre todo tratándose de niños.

Hoy la niña está acompañada de la mamá, la familia, “y se encuentra en proceso de terapia de reparación a raíz de toda la situación vivida”

La Prensa Austral

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*