Juez resolvió que no hubo ánimo homicida en sujetos que quemaron con agua hervida a vecino

Magistrado Franco Reyes cambió la prisión preventiva para Javier Aguilar Gómez, por arresto domiciliario con arraigo regional. En tanto, para Juan Pablo Vilches mantuvo el encarcelamiento.

Ayer al mediodía se realizó en el Juzgado de Porvenir la audiencia de revisión de medidas cautelares de los imputados Juan Pablo Vilches y Javier Aguilar Gómez, a quienes se investiga como autores de la violenta agresión, sindicada originalmente como homofóbica, contra el vecino de Porvenir, José David Muñoz Vargas, quien como se recordará, fue quemado con agua hirviendo en el baño de su propia casa, al igual que a su amigo, Sergio Barría Calbuyahue, la víspera del Año Nuevo. El defensor público de ambos imputados, Juan Carlos Rebolledo, argumentó que de acuerdo al informe preliminar del Servicio Médico Legal, no corresponde que se les siga sindicando como autores de homicidio frustrado, sino únicamente de causar lesiones relevantes a la víctima.

Dijo que Muñoz Vargas presenta un 15% de área corporal quemada, que sana en 30 días y que ante el nuevo antecedente, no hubo cuestionamientos de la Fiscalía, que tampoco da cuenta de más lesiones graves. Indicó que el afectado recibió alta médica el 7 de febrero y pudo prestar testimonio recién el 28 del mismo mes. Detalló que éste declaró que el día de los hechos había 6 personas en su casa y cuando se duchaba, entró al baño Barría Calbuyahue y le propuso intimar sexualmente por primera vez, en tanto Vilches y Aguilar habían salido a comprar cerveza.

Agregó -siempre según la declaración- que al regresar los dos acusados, no refirieron discriminación sexual, sino reaccionaron ante el mal olor del ambiente, que los llevó a lavar a la víctima, sin medir que se trataba de agua casi hirviendo, que Vilches se la arrojó por la espalda y según lo manifestado, nunca fue sumergido en esa agua como se dijo. Por ello solicitó alzar las medidas para los imputados, en el caso de Aguilar, por no tener extracto de filiación y en el de Vilches, por no tener causas pendientes, sino una que cumplía en libertad.

Sigue siendo
homicidio frustrado

La tesis fue resistida por el fiscal (s), Sebastián Marín y la querellante del grupo Defensa Víctimas, Katherine López, que se plegó a dicho argumento. Marín explicó que las quemaduras de Muñoz eran del tipo AB-B, muy graves, que por ello debió derivarse al área de grandes quemados de la ex Posta Central de Santiago, donde se le mantuvo en coma inducido y ventilación mecánica.

Expuso que los 6 ocupantes en el domicilio de los hechos, sindican a Vilches y Aguilar como los atacantes. Sobre las quemaduras de Muñoz, las describió como profundas, con injertos de piel y pronóstico desfavorable, que sanar depende de la edad, su extensión y un pronóstico 30-50 de mortalidad.

Pidió mantener la figura de homicidio calificado en grado frustrado, citando los antecedentes de Vilches y los registrados como adolescente por Aguilar, para mantener la prisión preventiva de ambos.

Para magistrado no
hubo ánimo homicida

Finalmente, el magistrado Franco Reyes resolvió que el agua no fue arrojada a la víctima con ánimo homicida ni ensañamiento y que en base a los nuevos antecedentes debatidos, no le provocó riesgo vital ni la posibilidad de ponerle término a su vida, ya que Vilches no le lanzó el líquido en zona de riesgo vital. También determinó que el ánimo agresor nació del olor ambiente, no por la orientación sexual del agredido.

Los antecedentes no son suficientes para sostener el homicidio calificado, sentenció el juez fueguino, cambiando la medida cautelar de prisión preventiva para Aguilar Gómez, por arresto domiciliario con arraigo regional. Para Vilches, por el contrario mantuvo su determinación original, dadas sus condenas anteriores, el tiempo de anotación que registra y por su autoría directa en la agresión.

El fiscal (s) señaló que mantiene su pretensión de homicidio calificado, estimó como agravio a las víctimas y al Ministerio Público modificar las cautelares de Aguilar y pidió elevar autos ante la Corte de Apelaciones para apelar la determinación. En tanto, la querellante reclamó que a la fecha no ha recibido notificación de la causa, a la que le quedan más de 100 días de investigación.

La Prensa Austral

Be the first to comment

Deja un comentario